¿Viajas con algo poco habitual?

Si tienes que viajar con algo poco común comprueba que el objeto está permitido a bordo. A continuación, te mostramos una breve lista de artículos atípicos sobre los que hemos preguntado. ¿Te has visto en esta situación alguna vez?

ATENCIÓN

Como cada compañía tiene su propia política en cuanto al transporte de equipaje y a la seguridad, es probable que existan diferencias notables de una compañía a otra.

¿Una tarta de cumpleaños? Sí, pero sólo como equipaje de mano y deberá respetar las medidas impuestas por la compañía. Tendrás que guardar la tarta en el compartimento del equipaje de cabina o debajo de tu asiento. La tripulación no podrá mantener refrigeradas las tartas.

¿Un vestido de novia? Sí, como equipaje de mano siempre que no supere las medidas impuestas por la compañía. Se considerará equipaje de mano de tamaño máximo.

¿Una bombona de camping? Sí, pero sólo en bodega y siempre que, antes del vuelo, hayas vaciado por completo el contenido inflamable durante, al menos, una hora y que el depósito o contenedor de combustible haya estado abierto durante un mínimo de seis horas para favorecer la evaporación del combustible residual. El depósito o contenedor de combustible debe estar herméticamente sellado, envuelto en un material absorbente, como servilletas de papel, y tendrás que guardarlo en una bolsa de polietileno. La parte superior de la bolsa deberá cerrarse posteriormente con una goma elástica o con una cuerda.

¿Cenizas funerarias? Sí, como equipaje de mano, siempre que se presente una copia del certificado de defunción y de cremación y que las cenizas se coloquen en un recipiente apropiado y perfectamente cerrado. Al facturar, tendrás que informar al personal de tierra del objeto que transportas.

¿Hielo seco? Sí, como equipaje de mano y hasta un peso máximo (2 o 3 kilos), siempre que se utilice únicamente para conservar productos perecederos que no se consideren peligrosos.

¿Galletas? Sí, como equipaje de mano o en bodega, pero te aconsejamos que las conserves en su envase original cerrado. 

¿Un patito de plástico? Sí, siempre que no supere el peso autorizado para el equipaje de mano uniforme. En caso de que incluya pilas, es preferible retirarlas para evitar cualquier vibración que pueda interferir en el sistema de navegación del avión.